¿Hay que decirles toda la verdad a los niños?